Cómo conseguir que tu equipo técnico lea: Club de lectura

Un software craftsman lee. Lee mucho.

A título individual, leer desarrolla nuestras habilidades técnicas, afianza lo que sabemos con ejemplos y experiencias de los autores, matiza conceptos complejos y abre nuevos horizontes hacia nuevas disciplinas. A nivel de equipo, sube el listón global, ayuda a ejecutar el roadmap técnico del departamento y mejora el entusiasmo general incitando la innovación.

Desarrollar el hábito de la lectura técnica, no es fácil. Es lectura densa, compleja y en inglés. Con este post, me gustaría presentar una dinámica genial para introducir la lectura en tu equipo técnico, los clubs de lectura. Fácil de montar y con muy buenos resultados. Ya me lo diréis.

¿Qué es?

Un club de lectura es un grupo de desarrolladores que leen al mismo tiempo un libro. Cada uno lo hace en su casa pero una vez a la semana, en un día y a una hora fijos, se reúnen todos para comentar las páginas avanzadas desde el encuentro anterior. En las reuniones, se debate sobre lo que se ha leído en casa: conceptos nuevos, ejemplos, etc. y es bastante frecuente derivar desde el libro a las experiencias personales de los miembros del club. En cada reunión, se acuerda la cantidad a leer en los días posteriores, y es ese trozo solamente el que se comenta en la siguiente. Naturalmente, cualquiera tiene el derecho a sobrepasar ese límite, pero no puede desvelar a sus compañeros lo que sucede después del punto marcado.

La gran aceptación que tienen los clubes se debe, seguramente, a que reúnen dos alicientes:

  • La lectura personal e íntima
  • La posibilidad de compartir esa lectura con otras personas

Por lo general, las opiniones de los miembros del grupo enriquecen mucho la impresión inicial que cada uno saca leyendo en solitario. El apoyo del grupo es también muy positivo en el caso de algunos libros más exigentes de lo normal, hacia los que muchos lectores muestran pereza cuando están solos y que se leen con gran facilidad si otras personas lo hacen al mismo tiempo.

¿Cómo funciona?

Las condiciones ideales para el funcionamiento de un club son las siguientes:

  • Frecuencia semanal para las reuniones (aprovechad los mediodías)
  • Duración aproximada de 45 minutos o una hora
  • Un entorno en el que estén presentes los libros como lugar de reunión (a veces tendréis que consultar otras referencias)
  • Colocación del grupo en círculo, viéndose todos las caras

La línea ideal de un club es la que mezcla el aprendizaje con el debate: es importante ampliar los márgenes del libro invitando a los developers a que busquen datos sobre el autor, ejemplos, contraejemplos, etc. el coordinador también debe hacerlo, por si los lectores no aceptan su invitación, y debe compartir sus fuentes de conocimiento con ellos, transmitiendo así la idea de que aprender nuevas cosas es muy fácil: sólo hay que ir a buscar las informaciones allá donde se encuentren. Antes de cada reunión el coordinador debe haber preparado la lectura de manera minuciosa:

  • Tomando notas de los aspectos más destacables
  • Preparando preguntas para lanzarlas durante la sesión, por ejemplo: ¿qué ha parecido tal o cual concepto? ¿son sólidos los argumentos? ¿recuerda a algún otro concepto, código o dinámica conocida? ¿alguien sabe cosas que puedan completar algunos aspectos de lo explicado? ¿es muy abstracto o concreto? ¿se entienden bien los conceptos o resultan complicados?

En las reuniones semanales, el coloquio comenzará una vez que estén sentados todos los componentes del grupo. Se supone que todos los miembros acuden con la lectura realizada, pero si alguno no ha podido llegar al tope marcado no importa: escuchar a sus compañeros hablar de lo que ha ocurrido en las páginas no leídas por él es la mejor incitación para ponerse al día en la sesión siguiente.

La reunión puede comenzar pidiendo el coordinador que algún voluntario dé su opinión global sobre el trozo leído. Esa primera intervención irá dando lugar a otras, pero si llega un momento en el que el grupo calla, el coordinador debe lanzar nuevas preguntas. No hace falta decir que el coloquio ha de desarrollarse en un clima de respeto y tolerancia, evitando los diálogos particulares.

Se puede fomentar la costumbre de que los lectores anoten en una libreta los pasajes que más les hayan gustado y los lean en voz alta para los demás, compartiendo la emoción estética que a ellos les han causado. Y para introducir variedad en las sesiones, sobre todo cuando un libro está resultando pesado, conviene intercalar otras lecturas ligeras (posts, videos, etc.).

Los debates sobre el libro pueden llevar a los lectores a tratar casos personales. Al final de cada libro es interesante hacer una rueda de conclusiones, invitando a todos los lectores, en el orden en el que están situados, a dar su opinión final sobre la obra. Es una buena forma de conseguir la participación de las personas más reservadas.

¿Qué hace el coordinador?

Las funciones que ha de ejercer un coordinador o coordinadora de club de lectura son las siguientes:

  • Moderar las reuniones: hacer que se respeten los turnos de palabra, evitar enfrentamientos, racionar el tiempo de participación, etc.
  • Recoger y transmitir al grupo el mensaje contenido en el libro
  • Plantear en las sesiones preguntas que estimulen la intervención de todos los miembros del grupo
  • Organizar actividades complementarias

Las características que definen a un buen coordinador son:

  • Una cultura amplia y muchas lecturas
  • Facilidad para la comunicación y capacidad de liderazgo
  • Capacidad de síntesis
  • Instinto para la provocación: el mejor coordinador es el que hace protagonista al grupo
  • Capacidad de organización
  • Disponibilidad de tiempo: la persona que se haga cargo del club no debe tener plazo de finalización a la vista. Los grupos soportan mal los cambios frecuentes.

En los grupos ya sólidos, la figura del coordinador puede delegarse en los lectores de forma rotatoria. Si el club sigue funcionando correctamente, esta situación puede prolongarse indefinidamente y su coordinador puede dedicarse a formar otro grupo.